Diseña tus propios estampados textiles con Illustrator
29 agosto, 2018
5 espacios básicos para tu taller de Serigrafía
1 septiembre, 2018
Mostrar todo

¿Cuales son los procesos de Serigrafía?

En el proceso de serigrafía se utilizan varios elementos básicos: las tintas, la malla de impresión, la pantalla y el fotolito.

Primer paso:

Creación de la pantalla.

Se trata de un marco de madera, de diferentes tamaños dependiendo de la zona de impresión del diseño a realizar, sobre el cual se ha colocado una malla, en nuestro caso de tela, que será tensada a sus extremos. El tamaño de la pantalla dependerá de la superficie de impresión del diseño.

Preparación del fotolito.

La imagen o diseño se trabaja digitalmente, de forma tal que se genere un fotolito por cada uno de los colores que estén presentes. Se imprime cada capa del diseño, uno por color, en un máquina especialmente diseñada para imprimir trazos finos sobre superficies de acetato de grandes dimensiones.

¿Qué es el Fotolito?

Es una impresión en negro del diseño o imagen, que quiera ser estampado, en una superficie de acetato.

Segundo paso:

Preparación de la pantalla.

1.- Se debe eliminar los residuos de polvo, aceites y tintas que puedan estar retenidos en la maya de la pantalla, sobre la cual se realizará la impresión.

2.- Sobre esta malla se aplica una emulsión fotosensible, de rápida excitabilidad en presencia de luz, y sobre ella se coloca la imagen del diseño a estampar, o fotolito. Seguidamente se lleva al laboratorio para someterla a un proceso de insolado, en el cual será expuesta a la radiación de una lámpara de luz. Con ello se obtiene el revelado de la emulsión. Es decir, se permitirá el paso de la luz en las zonas transparentes del diseño y bloqueará las zonas oscuras. Cuando se retire la tinta endurecida (proceso que se realiza retirando cuidadosamente la tinta con agua) quedará libre la zona de la malla en la cual serán permeables las tintas.

Esta pantalla, con el fotolito correctamente incorporado, podrá ser usado casi infinitas veces. Con el tiempo y los múltiples usos podría deteriorarse, de esta forma es importante mantener a buen resguardo el archivo digital que contiene el diseño.

Tercer paso:

 Proceso de estampado.

1.- Preparar una pantalla por cada tinta que se quiera aplicar.

2.- Ajustar el centrado en máquinas, de manera que queden las pantallas alineadas dentro de la zona de impresión, que es la que permitirá la correcta aplicación de los colores de acuerdo al diseño, así como su rápida aplicación.

3.- Se regulan la presión y altura, como parámetros importantes dentro de las máquinas, para la correcta impresión sobre el soporte o material. Esta es la razón por la cual sólo se pueden estampar, con éste método, diseños con dimensiones limitadas.

4.- Controlar la viscosidad de las tintas. Las tintas son las fuentes de los pigmentos que darán vida al diseño. Su correcta a aplicación dependerá del soporte sobre el cual se aplican, así, por ejemplo si se realiza una impresión sobre papel la cantidad y viscosidad de las tintas será, por lo general, menor que si se aplican sobre telas. Dependiendo de la porosidad de la tela y su gramaje, la absorción de la tinta será diferente. Así, se requerirá hacer pruebas previas de viscosidad y absorción sobre el tejido para su correcto impresión.

5.- Aplicación de las tintas. Se realizará una vez que se ha alineado la pantalla sobre el soporte a estampar. Papel o tela. La aplicación se realiza de forma homogénea a través de una espátula y en una sólo dirección. Se repetirá tantas veces como sea necesario.

Es importante tener en cuenta que:

1.- Este proceso se realiza a través de capas, por lo tanto, se debe crear una pantalla para cada tinta a aplicar.

2.- La obtención precisa de la paleta de colores, sobre la superficie del material (tela, papel), dependerá de la coloración de dicho material. De esta manera, se obtendrán colores precisos, como los Pantones, si la superficie a estampar es blanca. Cuando el fondo es de un coloración diferente, se deberá jugar con la mezcla de pigmentos para conseguir el color que más se acerquen a la coloración requerida.

Son necesarios años de experiencia en el uso de tintas para conseguir un buen resultado sobre superficies con colores diferentes al blanco. Nosotros lo logramos, pero siempre con una tolerancia en cuanto a la exactitud del color.

Cuarto paso: Secado.

Culminado el proceso de aplicación de tintas, el proceso de secado será necesario para su correcta fijación sobre la superficie. Se realiza en una máquina de secado, respetando con celo los tiempos en los cuales las tintas quedarán correctamente fusionadas en la superficie del material.

Si el diseño requiriese de la aplicación de más de una tinta, se deberán respetar los tiempos de secado de cada una. Para luego, repetir el proceso de impresión desde la etapa de ajuste de las máquinas.

Y esta es, de forma sencilla, nuestra respuesta a la pregunta del millón, ¿Qué es la serigrafía?. Para nosotros es una forma de hacer magia. La técnica que utilizamos para convertir tu diseño en una realidad que puede ser vista y tocada.

Tenemos muchos años de experiencia en este campo de la serigrafía, realizamos trabajos exclusivos y  a medida, estamos en constante proceso de actualización y desarrollo de nuevas ideas, así que, si tienes dudas, por favor comunícate con nosotros, haremos todo lo posible por resolverlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Chat Online por Whatsapp